La sociedad en general cada vez es más responsable con el medio ambiente, y cada vez son más los consumidores interesados por el origen sostenible de los productos que adquieren, exigiendo en las prácticas comerciales garantías de respeto por el medio ambiente.

En FUSTES CASTELLA, llevamos implantando políticas de RSC (Responsabilidad Social), con principios sociales y ambientales responsables en nuestra forma de operar diaria, desde hace más de 10 años.

Uno de los principios aplicados es la certificación en cadera de custodia certificados PEFC. Eligiendo estos productos, optamos por conservar los bosques. Estos albergan biodiversidad, protegen los suelos y las aguas, contribuyen a la lucha contra el cambio climático, ayudan a generar empleo y desarrollo rural. 1500 millos de personas de todo el mundo dependen de los bosques para subsistir, y estos están amenazados por actividades como las cortas ilegales, la deforestación y el desarrollo urbano.

Se estima que cada año se pierden 13 millones de hectáreas de superficie arbolada, el equivalente a un campo de fútbol cada dos segundos. La certificación forestal asegura que los bosques son gestionados de manera sostenible de forma que sean económicamente viables, medioambientalmente respetuosos y socialmente justos.

El sistema PEFC requiere a las empresas certificadas que cumplan con requisitos sociales y de seguridad y salud laboral. Estos requisitos proporcionan garantías a los compradores de productos certificados de que se han respetado los derechos fundamentales de los trabajadores de las empresas a lo largo de la cadena de suministro. (más info: www.pefc.es)